Servicios

Introducción a la traducción audiovisual

Desde hace algunos años, los estudios sobre traducción audiovisual (TAV) se han multiplicado debido al gran interés que este tema suscita y a lo poco que en él se había profundizado hasta ahora. Se trata de una modalidad de traducción absolutamente necesaria para poder exportar los productos audiovisuales al resto del mundo y, por ello, cada vez se le dedica más atención y es un tema de investigación muy de moda. En nuestro país numerosos investigadores como Frederic Chaume, Jorge Díaz Cintas, Rosa Agost o Patrick Zabalbeascoa, entre otros, contribuyen al desarrollo de esta disciplina cada vez más popular dentro de nuestras fronteras como fuera de ellas. Se trata por lo tanto de una modalidad de traducción muy compleja, debido entre otros factores a la inmensa variedad de géneros que engloba, a menudo cruzando las fronteras de lo puramente audiovisual. Para su estudio es necesario recurrir a la Teoría de la traducción, así como a los estudios sobre cinematografía. Debemos, pues, darle un enfoque multidisciplinar.

Aunque existen diversas modalidades de traducción, las más destacadas son el doblaje y la subtitulación. Se ha debatido y discutido mucho sobre cuál de las dos es mejor y cuál es capaz de llevar a cabo un mayor transvase de los elementos de la lengua de partida hacia la lengua meta. En el doblaje se sustituye la voz de los personajes para cambiarla por la de actores de doblaje. Al hacerlo, se produce lo que se llama “total or partial concurrente of the original” (Gottlieb, 2001:88), que no es sino la presencia de los elementos de la versión original en la traducción. Esto puede general un suspension of disbelieve, es decir, que el espectador acabe asumiendo y creyendo la nueva banda sonora como la verdadera. En la subtitulación, sin embargo, se mantiene la misma banda sonora y los espectadores siguen los diálogos de los personajes a través de un texto insertado en pantalla.

Durante muchos años, sin embargo, se ha tachado a la modalidad audiovisual de adaptación y no de traducción. Es necesaria la llegada de los estudios con base descriptivista para romper dicho estereotipo. En este artículo nos aproximaremos a las opiniones de los estudios prescriptivos y descriptivos con relación a estas modalidades y al largo debate sobre cuál debe predominar. Así, podremos ver por qué se la ha tachado de adaptación durante tanto tiempo y por qué no lo es. Para ello, trataremos de explicar las características de las dos modalidades de traducción audiovisual y una vez que lo hayamos hecho, las observaremos a través del prisma prescriptivista y descriptivista e intentaremos despejar las dudas sobre si esta modalidad de traducción puede ser considerada como tal, o si por el contrario se trata simplemente de una adaptación del texto original. Finalmente, una vez estudiados todos los puntos de vista, se ofrecerán unas conclusiones y un comentario personal.

//

Anuncios
Maleta vieja

Sobre nosotros

Acerca de Alfredo

Me dedico a la traducción técnica, de marketing y audiovisual del inglés británico y estadounidense al español castellano desde hace más de 12 años.

 

//